Intercambio de Halloween

Y de nuevo incumplí el típico… “no me apunto a nada más hasta que acabe lo que tengo entre manos”, porque fue enterarme de la propuesta de hacer un intercambio para Halloween y allí que me apunté.

Eso sí, como íbamos con bastante tiempo, porque creo recordar que la propuesta fue allá por Agosto, me puse pronto manos a la obra para que el tiempo no se me echara encima…

Busqué algunos gráficos dedicados a esta festividad, y cuando encontré cinco que me gustaban mucho, propuse a mi princesa que eligiera el que la pareciera el más bonito. Y este fue el elegido

ImagenMi ahijada fue Débora y hacia su casa salieron todas estas cositas… el bordado montado en forma de cojín con una cinta para poderlo colgar, unos botones de madera, unas madeja de mouliné, un panel muy otoñal y un par de pulseras para sus niñas.

ImagenY mi madrina fue Mª Jesús que me envió todo esto… un pinkeep, una cinta métrica forrada con forma de búho, un enebrador también forrado con motivos típicos de Halloween y un librito con pequeños motivos para bordar en punto de cruz.

Imagen

Anuncios

KAL Annis

En Marzo Didi propuso hacer un precioso chal que ella bautizó como KAL Annis. La foto del suyo me gustó tanto que no me lo pensé dos veces, compré las agujas circulares del 5, los separadores y la lana y me lancé a un mundo totalmente desconocido, porque antes lo único que había hecho con agujas era una bufanda de lana que sólo llevaba puntos del derecho y del revés y que encima tardé una eternidad en terminarla… pero hablamos de Didi y sus tutoriales…. ¿por qué no probar?

Conseguí montar los 363 puntos como ella decía para que quedaran elásticos y después de unas cuantas vueltas no me cuadraban las repeticiones, así que a deshacer…. y como de los errores se aprende, después de unas cuantas veces conseguí que todo cuadrara… o al menos que descuadrara lo menos posible, porque algún punto se escapó y como lo de la linea de vida no me quedó claro, hay algún agujero donde no debería!

Después de todas las vueltas normales y de las vueltas cortas ya tenía mi chal terminado, aunque a simple vista parecía cualquier cosa!!!! faltaba bloquear… otra cosa de la que nunca había oído hablar… y con los primeros calores del verano me teníais que ver sudando la gota gorda con la plancha en mano venga a echar vapor al chal y moviendo alfileres para que creciera y salieran todos los picos….

ImagenY los picos salieron… y el chal quedó muy bonito.A estas alturas de año ya debería tener alguno más hecho, sobre todo porque este se lo quedó mi madre, pero siempre salen cosas nuevas que hacen que dejemos otros proyectos parados, pero no olvidados, y este es uno de esos proyectos.

Fofulápiz

Algunas veces pienso que mi padre tiene razón cuando me dice que soy muy “fijona”, que en todo me fijo y que todo quiero saberlo… yo siempre me río, y no es porque sea cotilla, simplemente observo todo lo que hay a mi alrededor para descubrir si hay algo nuevo…

Pues con las manualidades soy poco más o menos igual, me gusta mirar y remirar para descubrir cosas nuevas con las que pueda aprender y así descubro cosas que es posible que no vuelva a hacer nunca más, como el fieltro, que pienso en él y se me pone el dichoso picor de manos… y cosas que me enamoran, como me ocurrió con el patchwork…

En mis muchos paseos por los blogs descubrí las fofuchas, unas muñecas hechas de goma eva preciosas, con unas caritas muy muy dulces, y pensé, anda, pero si esto es lo que dejé sin hacer el año pasado en el taller de navidad!!!! ¿que por qué la dejé sin hacer? pues porque con el material para hacer el broche de fofucha venían unos ojos de plástico, de esos que se mueven y me dio tanta tanta grima que lo metí en un cajón y ahí sigue.

El gusanillo me había picado, pero como no tenía mucha idea de por donde empezar, pensé que lo mejor era hacer algo pequeñito… compré la goma eva, las esferas de corcho y me puse manos a la obra hasta que salió esto…

ImagenNo está mal del todo para ser la primera… lo que es muy pero que muy mejorable es la cara, y es que en eso no pensé hasta que la vi terminada ¿y ahora cómo hago yo una cara? pues nada, imaginación al poder… rotulador permanente negro, tipp-ex líquido y colorete.

Pero como lo que importa es que a la dueña la guste y sé que está encantada, pues yo feliz con mi primera fofucha.

¡Sigo con los sales!

¡No me lo puedo creer! los llevo al día, unos meses me cuesta más y otros menos, pero cuando llega el último día del mes el objetivo está terminado… y eso en mí es muy raro, porque me meto en más cosas de las que puedo y así me pasa, que alguna se queda en el cajón de los “algún día lo terminaré”…

Sigo muy muy enamorada del Red Thread, es ponerme con él y en un periquete lo tengo terminado, tiene uno colores preciosos y el diseño es tan sencillito que dan ganas de que pase el mes para hacer el siguiente objetivo…

20130602_257Otra cosa es el Natura… se me hace pesadísimo, es muy muy monótono y si no lo he dejado ya es sólo porque no me gusta dejar las cosas a medio hacer. Además cada vez que veo toda la tela que aún falta por bordar me dan los mil ataques…. ¡que ganas tengo de que llegue diciembre para quitármelo del medio!

20130602_259

Un viaje inolvidable

En abril hicimos una escapada hasta Francia para pasar unos días en Disneyland Resort París. Fueron sólo cuatro días, pero los disfrutamos tanto que realmente este viaje va a ser inolvidable… Como fuimos entre semana y fuera de temporada alta, fue una gozada disfrutar del parque sin aglomeraciones y sin colas, lo que nos permitió repetir unas cuantas veces en las atracciones que más nos gustaron.

Como una imagen vale más que mil palabras, aquí van unas cuantas..

Imagen
Uno de los días hicimos una escapada hasta París… visitarlo en un sólo día es imposible, pero al menos lo intentamos… once kilómetros andando bajo la lluvia para visitar por fuera los monumentos más importantes… (el único al que dedicamos más tiempo fue a la Torre Eiffel, aprovechando que apenas había cola para subir)
ImagenUna cosa teníamos todos clara a a vuelta… ¡volveremos! ¡seguro!

Un árbol de tela

El año pasado mi princesa tomó su primera comunión, y las que habéis pasado por este día ya sabéis lo que viene asociado a este día tan especial…¡muchos quebraderos de cabeza para que todo salga perfecto!… pues para complicarnos un poquito más, se nos ocurrió que podíamos hacer algo distinto a los típicos regalitos… y terminamos haciendo los regalos de niños y mayores, los recordatorios y las tarjetitas para los regalos…

Mi madre y mi hermana se encargaron de los regalos de los niños y tras unas cuantas tardes de trabajo este fue el resultado…

ImagenUnos preciosos árboles de chucherías, con papel de seda, papel pinocho, cintas de regalo, besitos de fresa y gominolas de fresa… precioso ¿verdad?

Cuando nos comimos todas las chuches guardé lo que quedaba del árbol, ¡porque seguro que le podía dar alguna utilidad! y cuando saqué los adornos de Navidad y vi la bola de patch, cerré los ojos y me imaginé el arbolito decorado con tela…

Busqué una tela que me gustara (casualmente un almohadón de Zara Home), corté los cuadraditos de tela y me puse a redecorar la bola…

ImagenDespués de la bola me puse con la base, y cuando terminé este era el aspecto de mi árbol que ahora adorna la mesa de estudio de mi princesa… ¡cuánto me alegro de no haberlo tirado!

Imagen

Año de sales…

Un grupo de amigas planteamos el año pasado hacer un cuadro en punto de cruz durante los doce meses de este año… para ello buscamos diferentes propuestas, hicimos votaciones al más puro estilo de Eurovisión y al final el cuadro ganador fue “La natura e cosa bella” de Renato Parolín.

Desde el principio tenía claro que quería hacerlo en lino, y fui directamente a hacerlo con una hebra sobre un hilo de tela… fue un fracaso, me dejaba los ojos y además no me gustaba nada de nada el resultado, así que al final lo estoy haciendo en lino de 32 ct con dos hebras de mouliné verde oliva. Se me está haciendo un poco pesado, pero lo llevo al día…

MarzoY por si  un SAL no fuera suficiente, decidí que aunque mi opción no era la ganadora, quería hacer mi propuesta… el archiconocido “The red thread” de Bent Creek. También en lino de 32 ct. y con los colores propuestos por el diseñador…

Marzo1