Mistery quilt La Tertulia (bloque 3)

Hoy toca entrada corta porque la verdad es que esta parte del mistery tampoco da para tanto…
Por fin después de tres bloques en esta ocasión dejamos los palitos del apliquick de lado porque no hay aplicaciones por hacer.
La pieza central del bloque es un plato dresden de veinte puntas aplicado sobre la tela base.

foto 1

Y alrededor de la pieza central también hicimos unos cuantos vuelos de la oca, así como dos bloques llamados “baseball” que es una variación del sendero del borracho, ya que cambia el tamaño de la pieza cuerva en relación al total.

Foto 2

Cada uno de los bloques baseball los montamos de diferente forma lo que hace que el resultado sea totalmente distinto.
Y como siempre unas cuantas piezas para terminar de montar el bloque y después de planchado a guardarlo en espera del montaje final.

Anuncios

Mistery quilt La Tertulia (bloque 2)

Bueno pues de momento voy cumpliendo mi propósito de publicar regularmente para enseñaros todo lo que he ido haciendo durante este tiempo. Con la entrada de hoy ya empiezo a enseñaros las cositas que terminé el año pasado y la segunda parte del mistery de La Tertulia fue la primera.

Una vez pasado el susto inicial de pensar que todas mis aplicaciones, fueran lo que fueran iban a ser azules, miré la aplicación de otra manera, aunque lo que hicimos todas como locas fue contar las hojas que había que aplicar en este bloque ¡¡¡22 hojas!!! con sus respectivas 22 puntas que tanto nos sacaron de quicio en el bloque anterior… y es que cuando ves a Cristina hacer las puntas con el apliquick parece muy sencillo, pero cuando te pones a hacerlo te das cuenta que de fácil nada…

foto 3

Lo bueno… pues que después de equivocarte unas cuantas veces aprendes bien cuánto margen tienes que dejar y cómo tienes que doblar la tela para que esas puntas queden perfectas!

foto 2

Y después de aplicar viene la parte de los bloques de patch. En esta ocasión los bloques que aprendimos a hacer eran el log cabin, colocando las telas claras y oscuras de tres formas diferentes para ver cuánto cambia un bloque cuando cambias el orden de las telas y el half square haciendo lo mismo con las telas (podéis verlo a la izquierda de la imagen).

Foto 1

Pues bloque dos terminado… ahora a esperar al siguiente.

Snow Bears Stocking

Hace un par de años publiqué la que había sido mi última bota de Navidad y hoy de nuevo os muestro la última que he hecho, y es que el hecho de que cada nuevo miembro de la familia tenga su bota de Navidad se ha convertido en tradición.

Como aún recuerdo lo horroroso que fue coser sobre tela azul marina, esta vez tenía claro desde el principio que el fondo tenía que ser de color claro. Y lo cierto es que cuando me encontré con el modelo que al final hice fue amor a primera vista.

foto 1

El fondo es el color azul cielo, por lo tanto todo lo que veis blanco es lo que tuve que coser y aunque no se ve lleva un montón de variaciones en cuando al número de hebras con el que se cosen los puntos y los medios puntos.

foto 111

Como digo siempre… cualquier labor hecha a mano lleva muchísimo trabajo, pero al final el resultado siempre merece la pena y más cuando es para alguien a quien quieres!

Mi guardabloques

Antes de escribir esta entrada he tenido que mirar cuando empecé con el patchwork, porque sinceramente ¡no tenía ni idea! pues ya lo tengo claro… la primera vez que me acerqué a este mundo fue en febrero de 2009 ¡madre mía… nueve años ya! y no fue hasta marzo de 2012 cuando llegué a La Tertulia del Patch y me metí de lleno en esto de coser telas.

Pues hay algo que es muy importante tener cuando entras en este mundillo y es un guardabloques para no tener que doblar los bloques mientras los estás cosiendo y para que estén bien protegidos.

Cuando empecé a coser, me hice con uno provisional… un tubo de cartón con una tela de sábana vieja enrollada y otra para tapar los bloques. De verdad que era algo provisional… pero al final ha estado conmigo ¡más de cuatro años! jajajaja

Y digo ha estado porque entre bloque y bloque del mistery quilt busqué entre los restos de mis telas y me hice con un guardabloques muy muy sencillo. Por fuera cuadrados de todas las telas elegidas (las que me quedaron de las fundas para las agendas que hice en su día), por dentro una tela blanca con pequeños dibujos en color fresa y para el cilindro y los lazos una tela en tonos fresa que he utilizado para la trasera de la colcha de Francesca Ogliari (tengo pendiente enseñaros cómo quedó terminada!)

Collage 2

Por suerte con todas las telas que tenía me dio para hacer un guardabloques de buen tamaño (nada que ver con el provisional). Ahora los bloques van y vienen bien protegidos.

Collage 1

La verdad es que se hace en un momentito y queda de lo más lucido con el contraste de la tela de los lazos y la del forro exterior.

Mistery quilt La Tertulia (bloque 1)

“¿Queréis hacer un mistery quilt durante este curso?” eso fue lo que nos dijo Cristina el año pasado en octubre de 2016 cuando empezamos el curso. Nos miramos, la freímos a preguntas y decidimos que sí queríamos…. hala! por si tenía pocas cosas entre manos sumaba una más…
La verdad es que sacamos muy poquita información, tan sólo que duraría lo mismo que el curso, que tendríamos un bloque por mes y que trabajaríamos tanto la aplicación como los bloques tradicionales. En cuanto a las telas… como nos dijo que en principio con un Layer cake y tendríamos (además de la tela de fondo) elegí una colección preciosa en tonos azules y tostados de Laundry Basket para moda fabrics llamada “Blue Barn”.

Aún recuerdo la cara que se me quedó cuando vi la aplicación del primer bloque… ¡¡un jarrón con flores!! y yo con mis telas azules… ¡¡¡casi me da algo!!! ¿Cómo iba a hacer un jarrón lleno de flores de colores con esos colores? ya no había remedio, yo había pensado en una colcha en tonos azules y es lo que tenía que ser, así que después del susto me puse a elegir telas, cortarlas y aplicarlas (con apliquick) y una vez terminado me pareció que tampoco quedaba nada mal…

IMG_20161114_112825

Luego llegó la segunda parte, que estaba formada por un jardín de la abuela, un bloque de pieceo, una piña y unos cuantos vuelos de la oca…. no sabéis que guerra me dieron los vuelos de la oca, no había manera de que salieran, así que al final tiré por el camino fácil…. los hice dibujándolos en papel de log cabin… los de este bloque y todos los que vinieron después jejeje.

IMG_20161127_195823

Y por supuesto lo cosí todo a mano… ya os lo dije el otro día, ¡no tengo remedio!. Al final quedó un bloque precioso… distinto, pero precioso!

foto1

Foxley Village (bloque 1)

En octubre de 2016 os contaba que me había apuntado a este proyecto y que ya tenía las telas cortadas aprovechando mis vacaciones de verano (aquí). También os dije que esta colcha iba a tener bloques de aplicación y diferentes bloques de patch. Pues cada objetivo está formado por un bloque de cada.

Dejé pasar el verano porque con el calor creo que no es el mejor momento para coger una aguja y cuando llegó septiembre  me puse como loca a aplicar hasta que terminé la primera parte de este bloque. Mientras lo cosía no podía parar de pensar en lo grande que era. Estoy acostumbrada a aplicar cosas pequeñitas y cuando vi el tamaño del pájaro aluciné un poco… no se aunque ya había cortado las telas no me imaginaba que iba a quedar así… casi que mejor porque así se aprecian mucho mejor las preciosas telas tilda.

foto1

Para la segunda parte había que hacer un bloque llamado “16 in patch”, rápido si lo haces a máquina, pero como no tengo remedio… decidí que mejor la iba a hacer a mano (miedito que le da a una hacer una labor tan grande y que luego no cuadre algo por haberme comido algún margen de costura que otro… creo que tengo un trauma con una colcha que ya os enseñaré y os contaré la historia… porque tiene ¡y mucha!)

foto5

Y casi acaba septiembre cuando terminé el primer bloque… ¡siete meses después de haberlo recibido! ¡No tengo remedio! me meto en mil berengenales de los que luego me cuesta mucho salir… pero seguro que de este al final salgo!

foto 3

Cojín fancy folded star

Hace casi casi dos años os enseñe una estrella preciosa hecha con unos cuantos rectángulos de tela ¿os acordáis? no me extraña que con todo el tiempo que ha pasado no tengáis ni idea de lo que os hablo, así que os dejo aquí el enlace por si queréis volver a verlo.

Pues aquella entrada terminaba diciendo que cualquier día me sentaría delante de la máquina para convertirla en un cojín… y el día llegó casi diez meses después (lo sé, en cuestión de labores soy un desastre, me pongo con otras mil cosas y todo lo dejo “para mañana” y al final el tiempo se me va de las manos).

Busqué los restos de telas y recé para que tuviera de sobra para poder hacer el cojín, porque como había pasado tanto tiempo desde que compré las telas en La Tertulia del Patch, de un par de ellas ya no había más (tampoco me extraña que volaran porque son unas telas preciosas).

foto1

Desde hace casi año y medio mi cojín fancy folded star tiene un lugar privilegiado en mi salón junto al otro cojín que hice con las mismas telas y que os enseñe hace ya unas cuantas entradas (aquí).